Síguenos en:
 
   
 
 
 
      
     
Cambiar Clave   Olvidó la Clave?
 
  
Docentes  
Docentes Docentes   
 
La incorporación cada vez más creciente de personal no religioso en labores educativas hace necesario el establecimiento de unos criterios de selección basados no solamente en aspectos puramente académicos y laborales, sino también desde la perspectiva de la educación en los valores del Evangelio. De la vocación educativa de nuestros docentes y de su integración activa en el proyecto evangelizador, dependerá en gran medida el presente y el futuro de nuestra Institución.

Definir a qué aspiramos como educadores de nuestros colegios nos ayudará a generar los itinerarios que puedan conducir a irnos aproximando a lo largo del tiempo a este modelo de Docente Santa Ana.

El elemento básico que configura el perfil de educador es el perfil de persona. Hablamos de una persona madura. Es un estado relativo, no es absoluto. Alguien puede llegar a un determinado nivel de madurez y después retroceder y/o avanzar por las circunstancias de la vida. Es algo que se va haciendo, se va fabricando poco a poco. Cada persona va alcanzando niveles de maduración conforme a su edad y sus experiencias. Se conoce a sí mismo, sus capacidades, sus limitaciones. Una ecuación equilibrada entre corazón y cabeza, entre afectividad y vida intelectual.

El segundo elemento es el educador cristiano. Es quien acompaña a el grupo de estudiantes en su proceso de madurez, bajo el prisma de los valores cristianos. Armoniza la cultura con la fe, sabe darle sentido a la vida desde la óptica del Evangelio y sabe orientarla desde la ternura y la firmeza del Padre Bueno, siendo el medio por el cual acompaña a sus alumnos a crecer como personas y ofrecerles el modelo de vida de Jesús de Nazaret.

Pero pertenecer a un centro educativo de las Hermanas de la Caridad de Santa Ana significa hacer conocer el Evangelio desde el estilo propio que imprimió María Rafols, el de EDUCAR desde la CARIDAD que se hace HOSPITALIDAD, principalmente con los más pobres y necesitados. Al docente del Colegio Santa Ana, se le pide, en su actuar, una sensibilidad especial, la que exige educar desde el amor y desde la acogida, desde la hospitalidad; la de detectar y conocer quiénes son el grupo de estudiantes que más lo necesitan y "volcarse" en ellos. Trabajar lo humano, la dignidad de las personas, y en algunos casos, recuperarla, imprimiendo el sentido de la fraternidad en sus relaciones.

Desde la acogida a todos, principalmente a aquellos que más lo necesitan, sean de la procedencia o condición social que sean, porque todos son hijos de Dios. Porque el docente desde su labor educativa en el Colegio Santa Ana se siente partícipe de la construcción de un mundo distinto, más humano, más fraterno, más Evangelio. “Educa evangelizando y evangeliza educando”. Para ser más concretos a la hora de definir el tipo de educador Santa Ana que queremos conseguir, podríamos destacar los siguientes aspectos:
 
DIMENSIÓN PERSONAL: El docente de nuestro Colegio deberá ser una persona:
Bien dispuesto/a, psicológica y moralmente idóneo/a para la labor educativa: con equilibrio psicológico y madurez afectiva
Con capacidad de prodigar y recibir afecto de un modo sano, maduro y adecuado
Con sentido moral, honestidad, veracidad y sinceridad
Capaz de reconocer sus errores, pedir perdón cuando se equivoque y perdonar
Coherente, crítico, organizado, dialogante y ecuánime.
Tolerante, respetuoso, integrador, colaborador, responsable y discreto.
Con capacidad para trabajar en equipo.
Excelente presentación personal.
DIMENSIÓN RELACIONAL (EN EL AULA Y EN LA INSTITUCION): En su interacción con los demás, nuestro Docente se caracterizará por ser:
Persona con mirada positiva hacia los demás y hacia el mundo.
Que respete y cuide el medio ambiente
Capaz de construir relaciones interpersonales, de crecer y trabajar en equipo, ayudando así a formar y consolidar la Comunidad Educativo-Pastoral
Acogedor/a, interesado por conocer a el grupo de estudiantes y les ofrezca acompañamiento y autoestima personal, especialmente a los más necesitados
Paciente, que sepa esperar confiadamente y mantenga siempre expectativas positivas
Empático/a, que sea capaz de entender al otro y ponerse en su lugar
Dinamizador/a, que promociona elementos que favorecen el trabajo y la comunicación
Respetuoso/a, considerado/a con las personas: estudiantes, padres, compañeros, con la comunidad religiosa y con el entorno
Recto y firme en su proceder. Con autoridad
DIMENSIÓN CRISTIANA-SANTA ANA: Como agente de evangelización y promotor del Carisma Santa Ana, el docente de nuestro centro educativo deberá ser una persona:
Que ha aceptado a Jesucristo como su modelo de vida
Consciente de su misión educativa y evangelizadora y de la fuerza e incidencia de su testimonio de palabra y de vida
Capaz de iluminar por la fe la realidad del mundo y de la vida
Amante de la Madre María Ráfols y del Padre Juan Bonal y de su carisma de EDUCAR desde la CARIDAD que se hace HOSPITALIDAD, principalmente con los más pobres y necesitados.
DIMENSIÓN INSTITUCIONAL/CONGREGACIONAL:Como miembro de la Comunidad Educativa del Colegio Santa Ana, nuestro docente deberá ser persona:
Con sentido de pertenencia y corresponsabilidad institucional.
Amante de la institución educativa y leal a la misma.
Que se muestra crítico/a de forma constructiva, con las limitaciones de la Institución.
Que se siente parte, conjuntamente con los demás miembros de la Comunidad Educativa, de un mismo proyecto educativo a favor del grupo de estudiantes, principalmente de los más pobres y necesitados.
DIMENSIÓN INTELECTUAL-PEDAGÓGICA:Como profesional de la educación, nuestro Educador deberá ser una persona:
Consciente de que es modelo para sus estudiantes. Educador en valores
Que ame su vocación educadora.
Competente en su área e interesado/a en una capacitación y formación permanente.
Conocedor/a de las características típicas de las diferentes etapas de desarrollo del grupo de estudiantes, así como de sus necesidades.
Capaz de aceptar y promover al grupo de estudiantes desde la realidad en que se encuentran y ayudarlos a desarrollar plenamente sus potencialidades.
Con facilidad de comunicación oral y escrita en español. Con conocimientos en idiomas.
Promotor/a del hábito de lectura y otros hábitos de la cultura: música, artes, deporte.
Con capacidad de planificar contenidos y transmitirlos de forma creativa.
Con capacidad de evaluar, de reflexionar y tomar decisiones a partir de los análisis sobre el desarrollo de las actividades y de los propios estudiantes.
Familiarizado con las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TIC’s) y convencido/a de la utilidad de su implementación en el contexto educativo.
Con apertura a proyectos de innovación y plurilingüismo.
Que hace uso democrático y disciplinado de la autoridad que le corresponde.
 
 
 
 
  
  Desarrolla:
Móvil: (57) 310 7714101
Bucaramanga - Colombia
COLEGIO SANTA ANA
Hermanas de la Caridad de Santa Ana
Ubicación: Cra 15 # 106-39 Barrio Dangond
Tel: (57-7) 6375680 – 6372134
Fax
(57-7) 6376610
Bucaramanga - Santander - Colombia